escepticismos

Querido Silenciodd, hace varias semanas que he querido abordar no sólo este blog si no el comentario que dejaste en la entrada pequeñita que hice a propósito de Hume en el último escrito que deje en este sitio. Había querido terminar algunos ensayos que tenía pendientes por terminar como encargo de la universidad y los cuales entorpecían mi avance en ciertas áreas dentro de la academia. Así que a modo de apuesta, no volví por estos rumbos hasta no terminar con lo pendiente, aunque ciertamente uno de los últimos comentarios que leí fue justo el tuyo. Por otro lado y bien viene a cuento, agradezco los comentarios que siguieron a tus palabras, mucho por el tiempo valioso que toman en leer lo que aquí escribo, pero sobre todo porque me dejan saber su paso por este lugar, que agradezco profundamente.
Y pues contestando a tu pregunta, te platico un poco de Hume.

Hume, pensaba lo contrario a Descartes, no me preguntes porque viene a cuento mi analogía, en realidad he estudiado mucho más a fondo a este último y recuerdo de pronto esa anécdota en la que Descartes en algún viaje que hacía a Suecia para visitar a su amiga la reina, se quedó dormido durante el viaje en una parada que hizo en un bosque de encinos. Durante el sueño, se levanto sobresaltado y gritando que lo había picado una abeja, gritaba que su mano estaba completamente inflamada. Poco a poco fue tranquilizándose hasta darse cuenta que todo había sido un sueño. Después de aquel incidente se preguntaba al mirar por la ventana, si estaría soñando que justo en ese momento andaba en una carreta mientras observaba el paisaje. Por un momento Descartes dudó de todo, así que veía en las matemáticas el otro lado de la balanza, pues creía era el único conocimiento cierto. Pues bien, Hume confiaba en lo que le decía la experiencia sensible, todo lo que sus sentidos percibieran los daba por cierto, pero como buen filósofo empezaba a cuestionar una especie de veracidad en todo aquello que veía. Es decir, como si la duda se centrara en la esencia de los entes, como si no tuvieran una forma estable y fueran imágenes caprichosas, tan sólo. Como perciben los daltónicos, por ejemplo. O dudar si el sol saldrá mañana y solo la luz lo cubra todo, o que las manzanas sepan a manzanas y no a peras.
Con muchas más dudas rondando la forma en que asimilaba el mundo, se convirtió en un verdadero escéptico, nada era seguro para él, de hecho que lo que existía era el cúmulo de creencias del hombre con respecto al mundo. Y entonces como no podemos estar seguro de que el futuro exista, no tenemos conocimiento cierto de nada. Así es que nuestro estimado Hume nos dejo reflexiones que es fácil ejemplificar en preguntas como la siguiente: ¿Cómo puedes estar seguro que el día de mañana recordaras tu nombre?
Silenciodd, gracias por visitar este espacio.
Una sonrisa grande para ti.

4 comentarios:

cristal de uma mulher dijo...

Filosofia es la tecnica de la sabiduria,maravilloso es llegar aqui y leerte..te seguiré..abrazos

silenciodd dijo...

Gracias Raquel por tu texto,yo siempre llevo la duda conmigo...pues hace unos años digamos que estalle,al profundizar en las realidades tanto e ir encontrando una realidad del hombre que su estructura esta sostenida por la mentira...reflexione mucho sobre este camino en el hombre,y claro esta que pronto uno empieza a viajar al pasado del hombre y mas se da uno cuenta de su estructura,de como el hombre por un lado creaba un sentimiento y razonamiento interior en el muy complejo,pero quien gobernaba sus vidas era esa estructura forjada en el tiempo con lo mentira y aun despues de saber su verdad,con pilares muy debiles,pero ojo sostienen el universo social del hombre,son eficazes a ciertos niveles en una realidad creada,por eso sobreexplotamos esa realidad paralela al camino ya descubierto por el hombre...y por cierto ignorado,esto hace que ningun camino se sienta en plenitud en el hombre,pero ese camino se abre paso...eso no lo dudo,jajaja.

Empece a dudar de todo,y una de las cosas que descubrir es que te hacia ir mas alla de lo establecido...por muy verificado que estubiera ya.

No dudar es la ceguera del camino,y dudar de todo es la ceguera de la duda.

Eso es lo que pienso.

Una sonrisa que intenta alcanzar las dimensiones de la tuya,no se si lo conseguira..pero ella lo intenta.

Un beso y cuidate mucho Raquel.

Javier Martin Alvarado dijo...

Que bonito Raquel, poder indagar, observar y manifestar todo aquello que nos aporta algo interesante...
Tienes habilidad para describir esta búsqueda humana por nuestro propio ser.
Bonito.
Un beso

J.M. Ojeda dijo...

Realmente muy Interesante su Blog.
Su forma de escribir, de dscribir, de contar.
Magistral.

Saludos de J.M. Ojeda