Ignorancia en medio de la información


Como nunca y en ningún otro tiempo, el hombre ha tenido tanta información a su alcance y sin embargo nada sabe de si mismo


14 comentarios:

PASSOFINNO dijo...

Y es que la inteligencia y la sabiduria son como hermanos que van por distintos caminos pero siempre se encuentran algún día en el lugar y el tiempo adecuado . Con la inteligencia tu conoces de historias , lugares , libros ,paisajes y eceteras , mas con la sabiduria tu sabes quién eres .

1mati dijo...

toc- toc se puede¡¡
me encontre contigo en mi blog y me paso para conocerte, me encanta tu espacio, esta musica verdaderamente hoy la necesitaba, parece que la causalidad sigue su curso... me gusta, me enlazo, con tu permiso y volvere.
y si, es posible que seamos mas ignorantes que nunca¡
un besazo

Ruben M. M. dijo...

Raquel, me alegro mucho de que por fin podamos dejarte nuestros comentarios. Me sentía algo impotente al leer tus entradas y los bellísimos comentarios que dejaste en mis “Narraciones”, y no poder decirte nada al respecto.
Lo primero que tengo que decirte es que me encantaron las palabras que deslizaste en mi blog, son geniales, expresas de una manera muy hermosa sensaciones y pensamientos profundos, algo que me causa una profundísima admiración.
Y respecto a esta entrada, decirte que tristemente el contenido que enuncia este post es cierto. Hoy día tenemos tanta información, que en el mejor de los casos, nuestro intento por abarcarla toda nos hace ser demasiado superficiales y no buscar el fondo de cada asunto. Pienso que vivimos en la sociedad de la levedad, donde lo denso y profundo cada vez importa menos.
Con admiración,
un saludo!

Raquel dijo...

Gracias por pasar Néstor, creo que llevas mucha razón en cuanto a la sabiduría y el conocimiento de si mismo. Un abrazo fuerte para ti.

Hola 1Mati, que alegría saber que visitas este espacio. Eres bienvenida.

Gracias Rubén, pero que gusto me ha dado verte por aquí, es extraño casi no entro en este blog y existen personas que me hacen saber que lo siguen, así de extraña es la vida. Y entre la peculiaridad de los blogs y las coincidencias de los espacios y tiempos, me encuentro aquí contigo. Gracias por pasar y tus palabras al expresar tu percepción de mi paso en tu blog.
Aunque lo profundo nos importe menos, siempre existirá, hace falta vivir atentos, despiertos a la vida y a los encuentros con valor.
Gracias Rubén, una sonrisa para ti.

Poetiza dijo...

Que ciertas estas palabras, a estas alturas, con tanta informacion al alcance y, somos aun ignorantes. Besos, cuidate. Un gusto pasar a leerte.

silenciodd dijo...

Piensa Raquel...que si antes el ser se perdia con menos informacion,que no le ocurrida ahora como bien dices con tanta informacion.
Que el caos no solo toma otra forma,sino que adquiere una dimension mas dificil de analizar.

Pero creo que en el fondo si se conoce bien,sabe que reflejo evitar,..solo que no quiere verse.
Un saludo.

Seda dijo...

es así, la gente se enloquece por conocer y demostrar lo que conoce, pero...¿ miramos para adentro?
me encantó tu lugar.
un beso.

bLuEsMaN dijo...

No podría estar más de acuerdo con la entrada.

Saludos

Angus dijo...

La ignorancia es la felicidad... en fin, un pensamiento que compartimos muchos.

El Niño del Espejo dijo...

Cuanto más conocemos, más nos damos cuenta de la vastedad del universo y de todas las cosas que tenemos a nuestro alcance. Podemos crear infinitos de lo que creemos finito. Muy importante el saber discernir y escoger entre las múltiples opciones y no perderse en ellas. Guiar los caminos hasta la meta sin distracción

p. Yulep Rikschîjin *live* dijo...

mm, muy interesante. Se dice que existen dos factores que producen la ignorancia, en cuanto a informacion, a saber: la falta y la sobreabundancia, es a decir el caos.

En terminos general, por mi parte consta que la ignorancia no depende tanto del volumen de las informaciones y de las nociones que se poseen, sino de una actitud. Llamo esta actitud: la desconfianza como para el conocimiento y sus resultados, siendo el conocimiento algo continuo y sus fuentes en nuestra propia experiencia -tanto cuanto la desconfianza como para los demas y en fin con sigo mismos .
La ignorancia es en efecto una actitud negativa hacia la existencia, hacia la misma imaginacion...
Y en fin, ninguna buena ignorancia es de tachar, se las llaman inocencia y ingenuidad -mas son otra cosa.

Con esto te invito a tomar parte de mi banquete orgiastico,
con un saludo, kiss kiss

febade dijo...

Hola Raquel.

Me alegro de que ya se pueda comentar tus entradas. Tengo que ponerme al día.

En cuanto a esta última entrada, es cierto, cada vez tenemos mayores posibilidades de acercar la información a nuestro conocimiento de la vida, y por lo tanto, a ser más comprensivos. El problema, en mi opnión, lo comparo a la siembra de una semilla en una tierra contaminada. Sin conocernos mejor a notros mismos, la información no dará el fruto deseado.
Los valores se recitan con la misma rapidez que se olvidan. La conciencia del "ser" como tragedia brilla por su ausencia.
Debemos mortificar nuestros sentidos, dejar que se hagan públicos en nuestro interior. Desarrollar la empatía (me parece fundamental) y buscar la "no necesidad" que nos aleja de los extremos, y nos acerca, si cabe, al tan esperado equilibrio.


Un abrazo.

Villo dijo...

glup!!...me ahogo en sabiduría. Se menciona a las "gentes" la "ignorancia". Debo entender que para dar un mentís a la profundidad de la frase de marras, debo dejar de escribir y no sugerir lecturas como a Nicholas Taleb o a Malcolm Gladwell que esclarecerían desde puntos de vista de la psicología y la epísteme las razones de conceptos voluntariosos pero erráticos.

De cualquier manera tiraré del no saber y mediré la precisión de los comentarios con un aforismo de José Bergamín: " Quien comprende sabe, quien aprende repite"(no es literal, es como lo recuerdo).
Perdónenme si soy un tanto incendiario, pero la filosofía no requiere más que de la provocación, unas veces cínica otras escéptica; la más de las veces asociada a otras materias, como antropología, sociología etc.. para no andar coja. La filosofía en sí no se sostiene si no está asociada. Sin el amensalismo, sin la fecundidad de los contrastes e, incluso, de los versos de la Ilíada.
¿Dónde comienza la filosofía? ¿Dónde el saber? ¿Es útil?.
En principio, me atrevo a decir, que si se toma una filosofía, un manifiesto hedonista se tiene más posibilidades de arrancar la religión(religiones) que entroncan de la misma raíz perversa de unos textos manipulados, malinterpretados y utilizados a sabiendas de su falsedad, para dar árnica a las masas o alentarlas para el dominio de ellas, ejemplo axiomático: guerras y más guerras, con sus daños colaterales...¿Sigo?
Adios a la religión(judio-cristiana-mulsulmana), bienvenido pensamiento.
Emplazo a los más ávidos que se pasen por un autor muy interesante: Christopher Hitchens.
ciao.

**Febade, ya casi tengo las manos recuperadas, hablaré y espero que también publiques en tu blog lo que escriba, esta vez sin mis manos atadas. Ahí tienes, propaganda gratuita.
Besos

miguel dijo...

Y para que le sirve tener tanta información que no nos lleva a ningún lugar,y demuestra nuestra impotencia ante las injusticias,pero esos problemas sabemos que no somos capaces de solucionar,pero lo peor es no ser capaz de conocerse uno mismo para llegar a ayudar y ayudarse a uno mismo a ser positivo,realista,y sentir que a pesar de todo tenemos más sensaciones positivas que negativas y las primeras nos ayudan a soportar las segundas.